El amor a su muerte

“mirarte a los ojos y tal vez recordarte, que antes de rendirnos fuimos eternos”                                                                                                                 Ismael Serrano

“El arma es el tiempo.”

Casi a un paso de la incertidumbre
viene la duda y se esconde la costumbre
en esta oración tardía
que lleva por nombre melancolía.
Amor que restaura las grietas que el sol a secado
arena mojada / esas lágrimas que nos han sacado,
pasado aquel donde eran legales las caricias
en tu cintura, curva de diosa / mariposas
bailarinas que saben volar en el cielo.
Miedo de morir en el desvelo,
por no saber diferenciar entre insomnios
donde no duermen también los demonios
de este infierno tan relativo,
donde el muerto siempre está medio vivo.

Enséñame a tocar tu primavera,
musa, bella, princesa verdadera
que ya no eres humo
de verdades del aire a lo sumo.
Amor que florece en mi noviembre
flores que nacen mientras yo siembre
en este jardín de arena no tan desierto
que dejó el tiempo y lo que es cierto.
Ahora el caballero juega con la vida a las damas
donde la vida es pieza y el amor reina mientras amas.
Y lo intimo ya es nuestro secreto / ella
lo que me das y regreso si abraza la estrella
hay estrellas que te envuelven en amor
que el cielo elegante seca con frío cualquier dolor
porque así es el amor / verdadero sin sufrir
porque el poeta y la musa no nacieron para morir.

“Hay muertes que amaron primero”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s