Entonces me hice poeta

Empecé a deshojarla en la calma con la sutileza de un doblez
después pinté un paisaje en su vientre con amor y sin pincel.

Fuimos corazones sin frío compartiendo la desnudez de todo el libro
de toda la historia que contaban las caricias y los pasados que no pudieron.

Empecé a deshojarla en la calma…
nos llenamos de tinta
todo fue un poema.

Entonces…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s