Carta III

He recibido respuesta a mi plegaria. La espera me ha cobrado el precio, la deuda no es conmigo es con el tiempo; el tiempo no es camino, es espera.La carta es el medio por el que me presento. Sé que al leerme se te conmueve todo el remordimiento, que tu respuesta fue corta como carta de suicidio.

Tu letra cambia al paso que escribes, las palabras se corren con las lágrimas y el tiempo, no sé si escribes tú o escribe lo que estaba sucediendo.

Después de leerte y de conmover mi orgullo, he vuelto a escribirte lo que es mío es tuyo. Me dices que me extrañas y yo te digo que también te amo. Tal vez sólo sea una carta, pero en esta escribo lo que de por si callo. Me cuesta aceptar esta distancia, tengo miedo de tus respuestas, pueda que me escribas nuevamente o simplemente espere un ¿cómo estás?, un te amo con demencia.

Llamaré a lo tuyo abstinencia, supondré que sigo siendo vicio. No te escondas corazón, ten paciencia, que yo también quiero ser inicio. Te lo ruego, regresa por aquí, regresa por tus miedos; regresa porque te espero, me haces falta te lo ruego.

Tengo los brazos vacíos, ya no puedo seguir culpando al viento. La espera se volvió algo muy frío, algo que sólo se siente aquí dentro.

Regresa por mí que yo iré a buscarte, pueda y nos encontremos, me cansé de recordarte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s