Un solo beso…

Dentro, allí en tu cuerpo. El lugar que hemos nombrado “mundo descubierto” sólo cuando está desnudo; sin prejuicios, sin miedos. Con la ropa puesta pero desnudo. Una desnudez que enaltece la moral de tu madre y los valores que te ha impuesto tu padre, una desnudez que implica corazón y sentimientos. Allí donde la desnudez no es cuerpo, es alma.

Sin faltas a la moral te he desnudado la boca a besos, con sutiles caricias que navegan en un mar de naufragios; donde yo hundo mis penas y tú ahogas mis recuerdos. Sin quitarte la ropa te he acariciado el ego, el orgullo se esconde detrás de la inocencia de decir “yo también quiero”. La verdad es mentira si te la digo con palabras, te la digo con las manos mientras te rozan toda la espalda.

No sé a dónde vamos a parar si corremos sin cansarnos todo el riesgo; riesgo de enamorar a los prejuicios que no saben amar, sólo ser amados. No es culpa de ninguno, es culpa de los dos. La culpa es compartida, tanto que ni la siento. ¿La sentís vos?

No me haces el amor porque ya lo estamos haciendo. Sin quitarnos la ropa, con la mirada dispuesta, y el corazón…contento. Te muerdo la dulzura para saber si estoy despierto; sueño de morir en estos brazos mientras estoy amando estoy viviendo.

Le he dicho al tiempo que se aleje y no nos vea. Le he dicho a la luna que no diga nada, que nos preste su cuarto y esas sábanas estrelladas.

Creo en las eternidades, hoy me siento inmortal contigo.

images (2)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s