Oda mía

Contigo pero sin ti,
sin ti para conmigo,
de no ser a ser visto,
me he visto sin haber sido.
Ciegos de inquietud,
ganas no me faltan,
ganas cuando pierdo,
todo y ¿cuánto?, no sé contar.

Exploraré tus sueños,
despiertos si se puede;
realidades que se beben,
para embriagar la locura,
que despide la cordura,
sin decir adiós por ateos.

Puede que puedas,
sin poder ya puedo,
cuando puedo sin ti,
soy yo quien puede,
y tú quien no intentas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s