Pensamiento ilusorio

 

“lo ilusorio no es irreal cuando nosotros si existimos, dígase identidad”.  — Lex Ureña

Todos tenemos motivos aunque nos gusta desmotivarnos primero, los pasados nos hacen creer en un adiós; dios pagano que cobra intereses, que se va y siempre regresa. Ese dios en minúscula porque no tiene nombre propio, el adiós.

El miedo es el alimento del hombre; el hombre que debería ser animal para hacerle caso al instinto y así creer que no tiene nunca la razón. Tan humano el mismo se cree  razonable e ignora que la locura le sienta mejor.

La razón debería perder la cordura con un poco de ejercicio mental, ese que el corazón dicta y la mente sólo obedece. Siempre que pienso en todo esto recuerdo: “existe una etapa de vuelo donde no cabe el miedo, donde los cielos no son ajenos y nadie se cree dueño de nada”. Existe un período de nuestra vida donde uno decide que tener y lo que decide es no tener miedo. Llamémoslo ilusión.

Me veo al espejo y no veo al niño, sólo al que quiso crecer sin él. Ahora te pregunto a ti, tú que lees, ¿te gusta tener miedo?, ¿en dónde dejaste la ilusión? ¿quién vive por ti o tú vives por alguien?, ¿en dónde dejaste a tu niño interior?.

En donde dejamos la ilusión de creer, no creernos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s