Cómo, cuándo, somos

Yo sólo la quería para seguirnos queriendo,
y nomás nos juntábamos para seguir estando.
Más nunca me quedé para que se fuera,
siempre intenté ir si ella seguían caminando.

Pase lo que pase, siempre nos encontraban juntos,
distantes pero muy cercanos.
Olvidados
pero conocidos.
Solos
pero jamás mal acompañados.

Así solíamos estar, para ser de vez en cuando.

Y yo sólo la quería para seguirnos…sin alcanzarnos.

Un juego que sólo sabíamos jugar nosotros dos;
nadie perdía, pero tampoco nadie ganaba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s