A media noche

0 estrella1

Después de una noche así cualquier humano tendría secuelas, brotes o chispazos de luz por alguna estrella fugaz que cayó en mi almohada, dejándome ser nosotros el deseo. Quién se iba a imaginar que para extrañar no se necesita mayor esfuerzo; porque a mayor esfuerzo, más grande es el descanso y yo sin quererte poco, hoy quisiera descansar nuevamete contigo.

sabes…

Hoy veo un par de prójimos que se ven a los ojos con la misma dulzura que necesita el diabético. Un tanto dañina, pero muchas veces necesaria; no tan artificial, un poco casual para cubrirnos los miedos. Yo los sigo viendo y qué bonita cosa es verlos pecar amando con ilusión, queriendo quererse sin querer queriendo.

Ese par de prójimos no es sino lo que fuimos anoche; un par de humanos sin fingir, exponiéndose al olvido sinceramente, armando corazones en pedazos, jugando el mismo juego; acá nadie pierde, los dos salimos ganando…

Quiero no verlos, cierro los ojos e imagino lo que él le está diciendo:

Qué bella estás
no sé si estás peinada
o así sos
pero vos tranquila
no te falta ser bella hoy
si quieres mañana más
pero hoy y mañana te hará ver mejor el amor.

Probablemente los veré mañana en la misma esquina desparramándose el amor en las mejillas por tanta mirada, por tanto sonrojo. Admiro esa forma que tienen aquellos de quererse, sin decir nada, sin tener que decir algo.

Después de esto sería imposible quererte solamente un poco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s