Facsímil de amor

Surrealismo

“Yo no iba a mencionarte ya pero los fantasmas empezaron a gemir. Vos no sabes, o no sé si te acordás. Yo sigo siendo el mismo, me visto igual porque me gustaba errar en las camisas para que luego me fueras a dar otra. Por ahora ya no hay quien me cambie la camisa, y no sólo eso sino tampoco hay quien me diga “que bien te mirás”. Y como voy a saber si me miro bien, si vos que me mirabas desde la sombra hasta el asombro me dejaste de sonríer; de sonreír sólo porque sí, o tal vez no, o pueda nunca sepa yo porque tu sonrisa era constante; como el saludo en la mañana, ese mensajito que ya no recuerdo si me despertaba o me hacía seguir soñando.

Viene al caso recordar, antes que no preguntes más. ¡te extraño!, no sé si es porque te fuiste o porque me dejaste esperando.

Te extraño.

En seco te lo escribo para que la humedad no llegue a correr toda la tinta que se me acaba, como vos. No te vayas, esta vez quedáte un poco más; si quieres con los mismos temores, no importa, me importas y eso es todo lo que debe importar.

Espera que se caliente la sábana y luego mientras ya no sé…te vuelva a olvidar.”

Fragmento de algún libro que no he escrito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s