Afecciones

 

 

Por hoy tienes razón, aunque prefiero la locura.

Tú sabes que la conciencia poco dura

y la abstinencia del amor ya es no es otra cosa

sino el sostener desde las espinas a la rosa.

 

Aunque bien pudiera creerte un poco de mentira,

siendo tu infame forma de amar que en mí suspira

una manera de estar que es mi tortura,

el ser una mujer ajena que habla con dulzura.

 

Confesándote a pleno mis afecciones,

contando el número de contradicciones.

Mientras besa el viento tu locura al gusto

yo sintiendo cielos simplemente me disgusto.

 

Todos deseamos a la mujer cuerda,

que provoque un beso largo mientras muerda.

Queriendo ser música sonando a guitarra

pido un día gris, con el soul en mi cara.

 

¡No te vayas ahora que me estoy enamorando!

En silencio presurosamente estaré desesperando.

Comenzaré a creer en la astucia que procura la vida

de querernos cerrar los ojos como última salida.

 

Encajaré en algún abismo lo que siento

mientras tú sacias la boca del sediento.

Serás la flor que según quien la corta

soportará enamorarse que es lo que importa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s